PilgrimRace 2020 - Junio/Julio

Etapa 6 GAES Pilgrim Race 2019

Con un poco de cansancio por la dura jornada del día anterior, pero con muchas ganas de afrontar la sexta etapa de la GAES Pilgrim Race, los 150 participantes de la Pilgrim salieron de Villamartín de Valdeorras unos minutos antes de las ocho de la mañana bajo los primeros rayos de sol del día.

Por delante tenían 96 kilómetros de subidas y bajadas, muy duros técnicamente y más teniendo en cuenta que la mayoría de corredores ya acumulaban más de 500 km en las piernas. Sin embargo, la belleza del paisaje y de las localidades por las que pasamos mitigó totalmente esta sensación. Lugares históricos como Quiroga o Monforte de Lemos y la sobrecogedora belleza del río Sil a su paso por Belesar son el mejor ejemplo de por qué la Pilgrim es una prueba única.

Precisamente en Belesar vivimos uno de los momentos más emocionantes de la jornada, ya que los ciclistas se armaron de valor para descender la siempre complicada calzada romana que nos deja a los pies del Sil. Pero lo mejor estaba por llegar, ya que a continuación nos esperaba el avituallamiento más especial, el que cada año nos ofrecen las Adegas de Vía Romana. Aquí, desde “el balcón más bonito del mundo”, los Pilgrim pudieron contemplar las espectaculares vistas que nos ofrece la Ribeira Sacra y degustar algunos de los mejores vinos de esta tierra. Un broche de oro para una etapa increíble.

La cena fue en el restaurante Os Pendellos, una magnífica pulpería en la zona alta de Chantada (muchas gracias por la acogida que cada año nos brindáis) en la que repusimos fuerzas, entre pulpo, empanada y gaiteros, para afrontar la llegada a Santiago y el momento más emocionante de la GAES Pilgrim Race.

No Comments

Reply